Logo UniversidadPeru

Encuentra tu Carrera Ideal >>> Medicina Humana

Medicina Humana

Definición de Medicina Humana

Medicina (del latín medicina mederi que significa curar, cuidar, medicar) es la ciencia que tiene por objeto el estudio de las enfermedades, su causa, tratamiento, y prevención.


Algunas Universidades en Lima que enseñan Medicina Humana


Algunas Universidades en Provincias que enseñan Medicina Humana


Testimonios sobre Medicina Humana

Cuando postule a medicina no estaba seguro si era lo que realmente queria hacer o no. Muchas veces pensaba que me iba a costar ocho años tener una profesion, pero el fruto, al final, iba a ser ganar un buen estatus y mucho dinero.

Comence a estudiar medicina mas por el reto de conocimientos que esto implicaba que por la vocacion de servicio o el gusto por las ciencias.

Cuando lleve bioquimica,fisica para las ciencias de la vida y biologia molecular me apasione por las ciencias puras y dije que eso era mi fuerte.

En el segundo año hice anatomia. Las salas de diseccion apestaban y percibi que la imagen del medico bien tiza, tipo Dr. Kildare solo se daba en las novelas rosa. Mi satisfaccion muchas veces fue pegarme una borrachera al final de la epoca de examenes con mis amigos comparando notas (hay que tener en cueta que la competitividad entre nosotros es algo de todos los dias). Mi vida social se reducia a eso. Creo que literalmente estudie mucho y sobrevivi como pude mi segundo año de medicina. Pero me gusto.

El tercer año fui por primera vez a un hospital, por mis notas pude elegir el dos de mayo. Ahi conoci a varios medicos, entre ellos el Dr. Battilana quien en una primera clase nos refirio que ya teniamos elementos suficientes para decidir si seguir o no en la carrera, mucho recuerdo su frase de que esto era el 'punto del no retorno'. No se si realmente lo fue, pero en ese momento senti que la medicina era lo mío y ya nunca la iba a dejar.

Aprendi a no quejarme, dedicaba el dia entero a los estudios. Pasado los años vi como mis compañeros de colegio avanzaban sus profesiones y se abrian al campo laboral mientras yo seguia paseandome por los hospitales de Lima con mi mandil bajo el brazo, viviendo de las propinas de mis viejos, dado que el estudiante de medicina no tiene tiempo para trabajar. En los hospitales pedia permiso a los pacientes (mis grandes maestros) para que se dejen examinar o me den datos de su enfermedad. En esa voragine conoci enfermedades de todas partes y de todos los tipos conoci tifoideas, tuberculosis, diarreas, heridas y tumores increibles. Mas de uno de mis condiscipulos se contagio de alguna de estas enfermedades y hasta alguno no llego a terminar la carrera por otras.

Recuerdo haber querido llorar cuando me encariñaba con un paciente terminal y lo veia morir u otras querer rebelarme contra la injusticia e ignorancia en que nos vemos muchas veces sumergidos. A la luz de estos años pienso que esta vivencia me formo el caracter de medico: ser humano, ser docente, ser objetivo y ante todo saber que el principal deber es calmar el dolor, aunque muchas veces el paciente no se pueda curar.

Luego de todo esto y de un año de internado recibes tu titulo flamante de medico cirujano. Crees que aqui acaba todo, pero no es cierto. Viene el contacto con la realidad. El buen estatus y la holgura economica no llega, te das cuenta que tienes que comenzar a sembrar y que la cosecha va tardar muchos años. Falta el servicio rural, la especializacion y luego la actualizacion academica que nunca se acaba. Actualmente a mis 39 años me doy cuenta que nunca he terminado de estudiar. Nunca se lo suficiente. Mis pacientes siguen siendo mis maestros, me siguen enseñando medicina y sigo aprendiendo de sus vidas.


Escrito por:          Aldo Lucchetti
Centro Estudios:   San Marcos
Trabajo Actual:    Medico infectologo


Bueno hola a todos... terminé a los 15 años la secundaria ohh, vaya edad mas temprana a la que acabe el colegio. Mi madre me obligó a que postulara educación, según ella para no perder el tiempo. Para mi buena suerte ingresé a los 15 años a la Universidad Nacional Enrique Guzmán y Valle la Cantuta, y bueno hasta ese entonces no sabía que iba a ser, pero siempre quise ser médico, pues mi madre es enfermera y siempre he estado rodeado de esas cosas… Pues estudié 2 años educación y empecé a recapacitar de qué es lo que yo en realidad quería ser… y ¡recapacité!

Una noche le dije a mi madre, con lágrimas en los ojos, ¡quiero estudiar medicina humana, quiero dejar educación! Obviamente me costó mucho, mucho esfuerzo convencerla… Bueno y como no me sentía preparado para postular en lima ... me vine aquí a Puno donde queda el lago mas alto del mundo. Me preparé mucho para ingresar, pero al momento de inscribirme, postulé a medicina veterinaria y no sé por qué carajo lo hice… creo que me sentía tan miedoso de sentir un fracaso de un no ingreso… pensando hacerme un cambio interno… Bueno, ingresé 2do puesto después de meses de preparación. En ese tiempo tenía una prima que se llamaba Yulizza que también estaba postulando a medicina humana. Pasó que ella no ingresó y siguió postulando y yo empecé a estudiar la carrera de veterinaria, con mi madre y mis hermanos en lima… Bueno, eso fue en el año del 2003 a inicios, donde me sentí cachimbo... ohhh! Qué bueno que ya no era un estudiante de educación, sino algo más. Me sentía bien en ese instante.

Biología celular y molecular, bioquímica , anatomía canina… no me gustaba estudiar a animales… y como no me gustaba llevé dos años de dejadez, de libertinaje y me volví algo así como un chatcoholico, o sea un vicioso al Internet … En ese tiempo recibí un correo de Yuly, la prima con la cual yo estaba postulando el cual decía:

“Oye Carlos Antonio eres muy grosero por el MSN, pero también eres pataza pero sabes hay algo que te debo decir y no pienso callarlo más… que yo a ti te conocí como otra persona muy diferente a la que eres ahora no sé en qué carajo te has convertido… ¿Tanto puede cambiar una persona? No lo creo, aún debe quedar algo del Antonio que conocí… No creo que todo lo que yo creía que habías ya muerto, de verdad, no sé lo que te pasó, ¿con quién rayos te estas juntando? ¿A qué te estas dedicando ah? Oye ponte a estudiar, ¿recuerdas tantas cosas que pensábamos hacer? Pues creo que eres un desertor por que no estás luchando por lo que creías, si a eso viniste, mejor te hubieras quedado en Lima, no te parece? Bueno, bueno, lo que tenía que decir ya te lo dije, así que espero que me hagas caso aunque realmente creo que lo que te dije te va a llegar, no me importa, tu verás si lo tomas o lo dejas total es tu vida no la mía…”

Mientras tanto era el 2004 y ella seguía postulando y no ingresaba a medicina humana y yo seguía en la U aprobando como dos cursos por semestre… pues así pasó… pasó el tiempo… En los primeros días del año 2005, un día prendí la radio y escuché: Yulizza Bernedo Laura, primer puesto en medicina general… Me entró una nostalgia… ella, después de dos años y medio de lucha había ingresado a lo que soñó ser, y yo seguía allí, sin hacer nada por mi vida…

Ya tengo 20 años y después de perder tanto tiempo mañana iré a inscribirme, porque postularé a medicina humana aunque sea tarde... pienso ser lo que quiero ser... luchar por mis anhelos y salvar vidas! Velar por el bienestar de la gente y estar al servicio de los demás! Bueno ahora estudiaré mucho para ingresar, pues lucharé por lo que quiero ser, por lo que anhelo ser… aunque ni mi madre ni mi familia sabe que postularé, estoy trabajando vendiendo DVDs, estudiando y bueno, mi prima ya está estudiando medicina humana… allá voy Yuli!!! Para realizarnos como lo que algún día soñamos ser, yo un especialista en emergencias y desastres y tu una prestigiosa cardióloga!

… Y te demostrare que no soy un desertor…


Escrito por:          Carlos Antonio Arpasi Laura
Centro Estudios:   UNA Puno


Saben, hace 5 años ingresé a la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, a la facultad de Matemática... no saben el esfuerzo que hice, pues entrar allí a decir verdad no es nada fácil, pero les cuento que en realidad siempre quise estudiar medicina, solo que al ver que mis compañeros del colegio ingresaban y yo no, decidí ir por una carrera que requiera de menos puntaje comparándolo con medicina, y que me gustara... Entonces decidí elegir matemática pues en realidad también me gustaba. Para mí fue una novedad inmensa estar como cachimba... es una experiencia bonita, te sientes grande, te pones a pensar y dices ya estoy en la universidad ohhhhhhhhhhh...

Pero al pasar un año aproximadamente, sentía mucha nostalgia, pues sentí como que no había luchado lo suficiente como para conseguir lo que quería, estudiar medicina. Es por ello que decidí prepararme en casa y postular a San Marcos para la Facultad de Medicina, pero lamentable fue la noticia al ver que NO INGRESÉ. Bueno en realidad me sentí muy mal, lloré de impotencia, me sentía lo peor del mundo, pues en realidad me sacrifiqué un año entero estudiando a escondidas de todos, pues creía en mi capacidad, ya que me había esforzado mucho... luego al siguiente año seguí en matemática estudiando... confieso que cada vez que demostraba un problema, había un lapsus de 3 a 5 minutos donde me quedaba pensando en los exámenes de admisión, en la facultad de medicina. Me alucinaba con un esqueleto junto a mi estudiando sus huesos o quizá estudiando un cerebro, cosas así...

Saben hace 2 años que estoy trabajando en un colegio particular donde me aceptan como profesora de matemática, pues ya estoy en el tercer año aproximadamente de matemática pura. A decir verdad postulé dos veces más y las derrotas cada vez fueron peores, me sentía tan mal que decidí llevar solo un curso o dos por semestre.

En la actualidad, me siento mal, porque me gustaría estudiar médicina.y siento que no he hecho nada por mi. A mitad de este año postularé a la Universidad de San Martín, donde espero ingresar y obtener alguna beca pues no tengo mucho dinero como para poder solventarlo, creo que trabajaría y estudiaría a la vez para tratar de hacer realidad mi anhelo. Yo sé que puedo hacerlo, pues todo requiere de sacrificio, ya que a papá y mamá no les interesa en lo más mínimo la carrera de mis sueños...


Escrito por:          Elizabeth
Centro Estudios:   San Marcos
Trabajo Actual:    Profesora


En estos momentos, después de un insoportable año de confusión y angustia por fin estoy estudiando medicina humana el sueño de toda mi vida. Todo empezó cuando a mis apenas 16 años de edad estaba próxima a terminar mi bachillerato, tenía miedo porque tenía que presentar el examen de estado aquí en Colombia el más importante para determinar la clase de bachiller que eres. Antes había tenido una preparación previa de un curso Pre icfes, en el que me esforcé por aprender lo mejor de mí. Llegó el día del examen los dos días mas estresantes de mi vida en ese momento, lo presenté y esperé los resultados, afortunadamente mi sacrificio valió la pena fue uno de los mejores puntajes.

Después llego el problema de entrar a la universidad nacional, un examen pesado, en la cual me había sentido segura de que me había ido bien, tremenda y triste sorpresa cuando me entere que no había sido seleccionada, me sentía mal y confundida me había decepcionado como persona, como no tenía el dinero para otra carrera me tocaba a la fuerza decidirme por una carrera rápida a petición de mi madre y mi padre que estaban muy angustiados por el hecho de que yo no fuera a entrar a la universidad, fue un momento muy angustioso ver que compañeras de tu curso pasaban a sus carreras de educación y demás y que realizaban sus sueño y yo no una persona que se había dedicado mucho mas que ellas en su estudio era algo muy difícil de comprender.... bueno me presente a la universidad distrital y no se si decir desafortunadamente o afortunadamente no pase porque me había presentado a ingeniería de sistemas algo que no va nada que ver conmigo.

Bueno trascurrió diciembre, y yo no estaba matriculada en ninguna universidad, entonces desesperadamente pensé en estudiar enfermería por no quedarme sin universidad, me presente y me habían dejado en la alista de espera, sin entender porque no pasaba a ningún lado, me sentía la persona mas bruta e impotente del mundo como iba a ser posible que no me hubieran aceptado a ninguna universidad no lo entendía, sentía la decepción mas fea frente a mi misma, me avergonzaba de mi, porque no solo era yo sino que mis padres no sabían si de verdad yo era una persona estudiosa o había sido pura suerte que me hubiera ido bien en el colegio.

En fin, todo transcurrió y después me llamaron de la universidad de enfermería para decirme que al fin y al cabo me habían esperado, pero lago dentro de mi no me dejo ir a matricularme, no se si fue el orgullo de no haber quedado en primera opción no se, lo que paso es que no me matricule porque sentí que eso no era lo mio no la quería embarrar con todo el dolor del alma prefiria sentirme la persona que no fue capaz de pasar a ninguna universidad que estudiar algo que o quería.

Bueno todas las inscripciones a las universidades pasaron, y empezó el drama de que los familiares, los vecinos y las supuestas amigas se hacían los preocupados por que no había entrado a estudiar... eso me dio mas duro todavía porque no sentía mas que un rechazo de los demás porque los había decepcionado, o tal vez me sentía así porque me entere que ellos estaban así porque sentían que por primera vez me habían superado y sentí que el mundo se me vino abajo, todas las personas que tu conoces te estaban dando un puñal por la espalda se alegraban de tu desgracia... es muy duro.... bueno ya después de que me enfermé, y que mi casa se había vuelto el infierno completo, en el que mis padres peleaban a cada rato, mi hermana también peleaba y yo estaba con una amargura por dentro, se dialogó, y quedamos con mis padres de acuerdo en que me iba a preparar para presentar de nuevo a la universidad nacional.

Realice un curso preuniversitario, donde viví muchas experiencias que me enseñaron a conocer mas la gente y que el mudo que yo me imaginaba no era así, sino de otra forma, pero en fin pasaron 3 largos meses para yo poderme volver a presentar, y resulta que nunca faltan las personas aprovechadas del dolor y la angustia ajena para sacar su tajada, apareció por 'recomendación' de un tío una señora que ofrecía los cupos en esta universidad siempre y cuando la persona interesada hubiera sido un buen estudiante, mas encima de que pedía una bonificación, caí en el engaño de pronto por boba, o por angustiada, como fuera, el caso fue de que me robo y perdí la ilusión, porque cuando salieron los resultados no pasé y la señora esta se había robado el dinero que le había conseguido, fue peor porque no solo no había pasado a estudiar medicina sino que también me habían estafado, eso muy peor...

No sabía qué hacer sentía que ya la medicina no era para mi, que eso era de pronto un capricho y ya, pero la pregunta entonces para que sirvo?, bueno como dice el dicho por ahí, Dios aprieta pero no ahorca, seguí buscando puertas donde llegar, presente papeles para una beca a Cuba y no fui aceptada, otro tropezón de la cual sentía que ya no podía mas, porque no solo era la decepción personal, era ver a mis padres decepcionados de mi, ver que yo no les había cumplido como hija, como persona y como estudiante, además el ejemplo que les taba dando a mi hermana de una persona fracasada era muy duro de sostener.

Después se me presento a través de mi papa la oportunidad de un crédito en una de las mejores universidades de la ciudad de Bogotá, a través de los mejores estudiantes de cada generación, bien presenté la convocatoria después de tanto sufrimiento, de tanta devoción, de tanto soporte, y después de ver de que mis familiares no me habían querido servir de fiadores, pero que afortunadamente todavía hay personas de verdad sinceras, ya estoy en primer semestre de medicina, y aunque no es nada fácil estoy contenta!

Es muy agotadora, hay veces trato en deprimirme pero me pongo a pensar en todo lo que viví en los últimos 8 meses y me doy cuenta de que estoy cumpliendo una de las metas mas importantes de me vida y eso es lo que me da valor para no pensar en eso y soportar todo aquello que algunas personas de la universidad no ven...

Así que espero que algún día dentro de 6 años esté escribiendo como fue mi experiencia a lo largo de esos próximos seis años. Con esto quiero decirle a todas las personas que se encuentran en la misma situación, que a pesar que todo el mundo te de la espalda, te critique y sientas que no tienen apoyo, no se rindan por sus ideales. Yo fui una persona muy noble con los demás, lo sigo siendo pero no en la misma forma, pero al ver que uno a veces da y cuando necesita recibir nadie te lo ofrece te hace madurar y pensar que para conseguir algo en la vida tiene uno que armarse de valor y seguir su camino sin importar quien va al lado y quien no. Así que espero que mi experiencia sea de gran utilidad a aquellas personas que se encuentren en una situación similar, recuerden seguir lo que quieren ustedes, no lo que quieren los demás de ustedes!!


Escrito por:          Helena


Saludos a todos, soy estudiante de tercer año de medicina, bueno a manera de orientación a todos aquellos que desean estudiar medicina, quisiera compartir algunas experiencias previas a ingresar- que muchos piensan que es lo más sacrificado - lo dolorosamente más sacrificado es continuar bregando.

Desde una temprana edad tuve una familiarización con aspectos ligados a la medicina, la enfermedad y sobre todo el paciente, que es (ojo postulantes) el menester de nuestra carrera y cuestionando el concepto de medicina de esta página, la medicina no es una ciencia, es más que eso un arte y así nació, como una artesanía de métodos y cosas que tiene por objetivos ALIVIAR EL DOLOR DEL SER DOLIENTE, el paciente; bueno, es importante que se elija bien esta carrera puesto que no es nada fácil mantenerse y todo es una lucha constante. Al terminar secundaria decidí postular a San Marcos, pese a que mis padres pensaron que la opción más rápida era una particular, no doy opinión sobre eso, mi objetivo era claro. Cuando por primera postulé no ingresé y me sentí frustrado porque había estudiado mucho, así que decidí estudiar más, estudiaba prácticamente todo el día, me inscribí en dos ciclos al mismo tiempo en la academia, uno por la mañana de 8 a 2 y otro de 3 a 9pm por las noches, quería ingresar y estudiar medicina en San Marcos, ese era mi sueño y no dudé en dar todo mi esfuerzo por ello, bueno perdí todo tipo de contacto con lo exterior, me aislé de todo lo ajeno a mi objetivo, en ese tiempo fue que aprendí a concentrarme, a estudiar realmente, pude darme darme cuenta de toda la capacidad que tenemos si somos perseverantes, pude darme cuenta del poder de la voluntad, pude sentir la fuerza del conocimiento, cuando me llegó la hora de nuevamente rendir el examen tenía una seguridad y serenidad, eso es lo que sientes cuando sabes que has abarcado todo lo que debes saber, no sentí nervios, dí mi examen y a manera de confesión, terminé el examen en dos horas (era para tres horas), bueno mi alegría fue inmensa al ver que había ingresado, pero es cierto todo, en el momento de tu preparación no todo es alegría siempre se tiene depresiones, me deprimía al ver que muchos estaban estudiando años y años y no ingresaban y yo tenía que competir con ellos, cuando me ganaban en notas pensaba que no lo lograría, pensaba que medicina no era para mí; pero el punto es no desanimarse, seguir adelante, fue por eso que cuando ingresé, lo olvidaba a veces y mi angustia por ingresar volvía, luego recién recordaba que lo había logrado y la satisfacción volvía. Al comenzar a estudiar me afectaron los horarios, no tenía a qué hora estudiar porque todo era clase tras clase y en una clase, no sabía como estudiar porque era otra cosa, no me adecuaba a ese ritmo, era algo diferente, aparte que me ocurrió un desastre: me enamoré y ya no podía estudiar bien, pensaba mucho en esa chica, bueno fue eso el motivo, primer año lo llevé de la peor forma, pero luego me evalué, me dí cuenta que me estaba saliendo del camino, además, por suerte la chica me rechazó, duele pero siempre hay que pensar en el esfuerzo de los padres y el esfuerzo propio, así que pude volver al camino y me recuperé en segundo año, pero siempre tengo el dolor de no haber aprendido bien anatomía, la piedra angular del conocimiento médico, de vez en cuando repaso algo, pero no es lo mismo. Actualmente estudio semiología y comienzo a interaccionar con el paciente quien te enseña la medicina, como dijo alguien, pero es necesario resaltar que tuve la suerte de tener grandes maestros, un instructor lo puedes encontrar en cualquier parte, pero un maestro es como un padre, que te educa y te enseña la vida, la profesión, no es solo una caja que repite o te da lo último de la ciencia, el maestro es más que eso, tuve en el corto lapso que tengo como estudiante, grandes maestros, verdaderos médicos. También algunos, por suerte pocos, profesores mediocres, aquellos que se olvidan que la medicina es también ciencia casi social y se olvidan de ver más allá de la enfermedad, no tienen la mística de un médico, aquellos que son médicos para lucrar, debemos ver más allá de una enfermedad el ser doliente, el enfermo y su entorno social. La competencia es fuerte y el rendimiento es parejo, todos nos esforzamos, con solidaridad salimos juntos adelante en mi sede, aprendemos y logramos vencer la envidia y la mediocridad, esa es la mística del sanfernandino. Esperamos a los futuros cachimbos, sigan adelante, solo si estudian y perseveran lo lograrán no se desanimen, estudien y traten de perseverar, ya se habrán dado cuenta con lo que les dije, que medicina no es una carrera para genios, sino para perseverantes, aquellos que pueden luchar contra la adversidad y tiene interiorizado el concepto de ayuda al ser doliente, de ver más allá de la enfermedad, al enfermo.

'Quien solo de medicina sabe, ni medicina sabe'


Escrito por:          Rodrigo
Centro Estudios:   UNMSM


Medicina... Creo que cada uno tiene una perspectiva propia de lo que significa o cree que es. Pero desde adentro, cuando ya eres estudiante, te das cuenta de lo diferente (para bien o para mal) que puede llegar a ser.

Bien, comenzaré diciéndoles que la Medicina me ha permitido conocer todos y cada uno de los aspectos que componen a los seres humanos: biológicos (obviamente), sociales, psicológicos e incluso espirituales, empezando por mi misma.

Debo aclarar que mi primera opción de estudio no era la Medicina; quería (y aun quiero) ser oficial de la Fuerza Aérea Colombiana con todas las fuerzas de mi alma. Desafortunadamente (o afortunadamente, según lo ven otras personas), no se dieron las cosas. Una tarde poco después, me senté a observar la puesta de sol y reflexioné sobre lo que quería hacer de mi vida. Y decidí que no iba a dejarme caer en el abismo de la desesperación, que valía la pena intentar con mi plan B y que aún no era tarde para hacerlo... Para ese entonces ya habían pasado las inscripciones para la Universidad Nacional (la mejor Universidad de Colombia, en especial en la Medicina), así como las de las demás Universidades de renombre. Una tía que acababa de graduarse de Contaduría Pública me sugirió que me presentara a la FUSM (San Martín). Para abreviar un poco, me presenté y pasé. Allí tuve mi primera clase de Anatomía, mi primer examen, mis primeras lágrimas por la dureza de los exámenes... Me di cuenta que allí, en las Universidades privadas, hay varios tipos de personas, entre los que se destacan dos: los niños con dinero que no quieren estudiar Medicina pero lo hacen por satisfacer a sus padres o por la imagen y el prestigio que supone ser médico o simplemente por pasar el tiempo, y los que se esfuerzan porque les agrada la carrera, porque sienten que es lo suyo, y a pesar de todas las dificultades, estudian y estudian y estudian...

Allí hice hasta 4o semestre. Por sugerencia de algunos profesores que también enseñaban en la Universidad Nacional, me presenté a la "Nacho", según ellos porque mi perfil no era el de una estudiante de Universidad privada y que daría más en la Nacional. El día del examen tenia clase de Patología, pero falté para presentarlo. Todos los que lo presentaron conmigo me miraron raro al verme entrar con una bata en la mano y mi maleta al hombro... seguro creyeron que ya me sentía adentro o que estaba muy obsesionada con la carrera. Al llegar a la tercera clase, mis compañeros que sabían de aquello, me preguntaron que como creía que me había ido. Les dije que más o menos, pero que prefería esperar los resultados antes de cantar victoria.

Llegó el día. Tenía laboratorio de Microbiología en la mañana, pero pasé primero por la sala de sistemas para consultar los resultados. Vi la pantalla de la página web y no lo podía creer. Comparé una y otra vez cada dígito de mi número de la credencial de admisión e incluso llamé a la encargada de la sala para que me corroborara si era cierto lo que estaba viendo. Ella lo hizo y me dijo que si, luego miró el título de la página y me preguntó que si acaso había pasado. Con el corazón a mil y saliéndoseme del pecho, le dije que según la pantalla, SI.

Bien, abreviando nuevamente, hice todos los tramites, e ingresé a la Nacional.

Creo que fue un choque muy grande llegar a una Universidad pública proviniendo de una privada; había gente muy rara, así como cerebritos que estaban a tres metros del suelo que pisaban los mortales... Me dí cuenta que faltaba la camaradería, compañerismo y solidaridad que había entre mis compañeros anteriores. No niego que en mi anterior Universidad no hubiera competencia, también la había, pero no era tan descarnada, cruda y cruel como acá...

Me tocó empezar de nuevo, de cero. Aprendí cosas que no sabía a pesar de ya haber cursado anteriormente las mismas asignaturas, y conocí a muchas personas maravillosas así como a otras que sólo estudian Medicina por la gula de saber, pueden incluso ser los mejores del salón pero no tienen en cuenta que atienden pacientes, SERES HUMANOS..., o otros que sólo van a exámenes y hacen una carrera de 12 semestres en 24 semestres.

Ahora estoy en Pediatría y no me imagino estudiando o haciendo otra cosa que no sea la Medicina (excepto piloteando un avión ;).

Creo, como decía el Maestro Sir William Osler, que la Medicina es una ciencia y un arte, que no sólo requiere cerebro, sino también corazón y espíritu, y que los que finalmente deciden si somos malos o buenos médicos, o simplemente médicos, son nuestros pacientes...

Estamos para SERVIR, y como decía el profesor Carlos Saavedra, Internista Infectólogo (Maestro!), "...no sólo a nuestros pacientes, también a cualquier persona que tengamos al frente".

Esta profesión requiere muchos sacrificios, muchas lágrimas de sangre, muchas noches sin dormir, incluso muchos días sin probar comida decente , te pisotean tu orgullo y tu autoestima (y no sólo tus profesores, también tus compañeros que detrás tuyo te despedazan por tus más nimios errores), pero todo esto no importa nada al oir un simple "Gracias" salir de la boca de nuestros pacientes o de sus familiares, al ver las sonrisas de los niños y ancianos que atiendes, al ver el milagro de la vida que brota del vientre de una mujer al dar a luz y al pensar que vivirá ese pequeño ser porque le ayudaste cuando lo necesitaba...

No me siento menos por admitir que he llorado frente a mis compañeros y a mi paciente en revista de Medicina Interna debido a la presión ejercida por mi profesor, o al saber que un paciente que estaba tratando murió sin que pudiera hacer nada... Creo que algo que tenemos que admitir es que somos HUMANOS y nos equivocamos, que no podemos ser perfectos, sólo tratar de dar lo mejor de nosotros a los demás.

Espero que estas humildes vivencias les sirvan para reflexionar.

Como diría el Profe Bustos, de Pediatría:

SUERTE EN ESA BÚSQUEDA!!!!


Escrito por:          Nicole A. Nieto
Centro Estudios:   Universidad Nacional de Colombia
Trabajo Actual:    Estudiante de 8º semestre de Medicina (4º año)


Hola a todos!!!

Pues bien, yo acabo de ingresar a Medicina Humana a la UMNSM en el examen de setiembre último (el del nuevo metodo) y como sé que casi todos los postulantes a medicina tienen como mira a esa universidad; les contare mi historia de manera resumida...

Pues, yo salí del cole a los 15 años y con todo el rollo de ser la primer puesto todos los años de colegio (excepto en 3ero de sec) entonces; ustedes saben que uno cuando sale en esas circunstancias tiene el autoestima muuuuuy (demasiado) elevada y cree que puede hacerlo todo y sin dificultad.

Siempre quise Medicina (bueno desde q tengo uso de razón)... me encanta esa profesión, por Dios que es mi vida, es mi sueño dorado... realmente la empecé a conocer cuando mi hermana ingreso a Medicina a San Marcos tbn; la veía desvelarse, leía los libros que ella leía a escondidas... cuando la veía viniendo del internado con su bata blanca deseaba cortarle su cara con Photoshop y poner la mía allí XDDDDDD... luego fui descubriendo mi pasión por la Ginecología... me fui adentrando a ese mundo por medio de libros e internet y me encanto muuuucho más (Mi hermana es cirujana plástica buuuuu... mentiraaaaaaa)

Pero todaaa la ilusión infantil se fue al reverendo TACHO cuando salí del cole, primero hice un ciclo verano (y creo q eso me volvio el ego más grande) y con un ego mas grande que la tierra postule en marzo del 2004 por primera vez (mi ego era tan tan pero tan grande que ya alucinaba q iba a ingresar, pobre de mí)y me estrelle en la pared con mi graaaan puntaje de 97.5 sobre 240; en pocas palabras: San Fernando me choteo con roche...

Tons me fui a la pre (recontra convencida de q por la pre era más fácil... según yo: Ya era fija jajajajajajajajajajajajajajaja) y allí si que me dieron la lección mas dura de toda mi vida; yo creo q antes pensaba que ingresar era un juego; pero a punta de lágrimas y exámenes parciales desastrosos me di cuenta que no; muchas veces intente buscar una razón del porqué de mi fracaso si siempre había sido "la mejor"...

Pensé; quizás Medicina no es mi vocación... pero no pude, me ponía a mi misma en otras profesiones (desde farmacéuticas hasta abogada XDDDDDD) y sinceramente me sentía como la peor persona del mundo... solo cuando me veía a mi misma con mi bata blanca, con mis libros de anatomía, y con un paciente a mi lado... solo allí sentía q era humana, luego evalué otras posibilidades; hasta q di en el clavo y creo q es lo q a la gran mayoría le pasa...

Me la pasaba de vaga; en el internet, o sino hablando por teléfono o saliendo al cine con amigos en vez de estudiar enserio... el defecto no estaba en la pre... estaba en MI. Lamentablemente me di cuenta muy tarde (tres meses antes del examen de admisión de marzo 2005) y (ese si q fue un golpe muy muy fuerte) me quede por 1 punto; esa vez si llore... llore muy fuerte y con muchas ganas... me deprimí por 1 mes si mal no recuerdo...

Luego me entere lo del nuevo método... me pareció interesante y decidí NO RENDIRME y lo volví a intentar; entré a la Pre en las mañanas y estaba en la Pitágoras en las tardes en esos seis meses descubrí taaaaaantas cosas; descubrí que no es cosa de hacer las preguntas por hacerlas... es disfrutar mientras las haces (exacto! descubrí, que podía estudiar y entretenerme al mismo tiempo y eso me ayudaba a aprender y a buscar mas información y más y más y NO POR OBLIGACIÓN SINO POR EL PURO GUSTO DE HACERLO)

Descubrí que habían ocasiones en que era mejor estudiar en grupo que sola... descubrí que mis amigas tbn compartían mi sueño y nos volvíamos locas en la combi en la noche hablando de como seria cuando ingresemos y cuando seamos médicos y deje de odiar a Le Chattelier (Si, por fin puedo decir que ya no te odio XDDDDDD) realmente; fueron los mejores seis meses que había pasado en muuuuucho tiempo y se los agradezco en el alma...

Lo ultimo q recuerdo fue q un día antes del examen de admisión, mi amiga y yo nos fuimos a la exposición de la cultura china en Desamparados y pusimos una monedita en el chanchito de la buena suerte y le sobamos la colita (Y yo por dentro... chanchito... sino me cumples mi deseo, te juro que pagas pato)

Luego, llego el (bueno en realidad los) grandes dias de mi vida... cuando me dieron el examen recordé toooodo esto y mas, y me sentí bien y concentrada... peroooooo el examen estaba bien difícil y el tiempo q apremiaba (por un momento perdí el control y me puse a temblar faltaba media hora y no había hecho ningún texto y 1/3 de mate) pero no se como... respire hoooondo y me puse a hacer textos (leía y marcaba mi primera impresión y vole en mate), realmente decir que sali "desesperanzada" es poco... yo me dije... creo q somos marzo 2006 nomas... a las pocas horas no podía creer que había pasado a la segunda etapa y lo mejor... las preguntas de RV estaban casi todas bien y el mio fue uno de los mas altos puntajes; luego, ya en el segundo examen en vez de faltarme tiempo me sobro... (dije: maldita sea, creo q ahora si la fregue) pero para mi sorpresa ese domingo me entere que era una flamante cachimba de Medicina Humana de nada mas y nada menos q San Fernando...

Muy bien, después de todo este floro, las cosas q les puedo recomendar a ustedes chicos postulantes es:

1. Estén seguros de lo quieren

2. Busquen su propio método de estudio (NO ENTRA COMO MÉTODO Q MIENTRAS MAS ME DISTRAIGO MEJOR ME ENTRA... POR FAVOR)

3. Hagan todo con gusto y siempre traten de ver las cosas de forma optimista... si ustedes son personas depresivas... como creen q se van a sentir sus pacientes???

4. LA MEDICINA NO ES NINGUNA ACTIVIDAD DE LUCRO NI PARA SACAR "CACHITA" CON LOS AMIGOS NONONONONONONONO, SEÑORES, LA MEDICINA ES UNA PROFESIÓN APARTE DE CIENTÍFICA; SOCIAL; nos debemos a los pacientes, ellos son lo mas valioso; tú no estudias medicina por ti... sino por otras personas (TENGAN ESO BIEN PERO BIEN CLARO)

5. Y por último, no ingresa a Medicina el mas inteligente, sino el más apto... el mejor preparado (Así q chicos matemáticos ansiosos de mostrar su superioridad abstenganse) así que no se AMILANEN con esas personas (q las hay de sobra en las academias) q muestran con orgullo sus numerosos años de preparación... q si ustedes quieren esta profesión de verdad, son capaces de LOGRARLO.

Chicos, estudien muuuuuucho, y en vez de estar perdiendo el tiempo en internet agarren sus libros de biología, química, lenguaje, mate, etc y comiencen el cambio que decidirá sus vidas... recuerden que el MEDICO ES EL ESTUDIANTE ETERNO Y SI NO SE ACOSTUMBRAN DESDE AHORITA... ummmmmmmm


Escrito por:          Sandra
Centro Estudios:   UMMSM


La mayor de mis satisfacciones es ayudar a los demás, especialmente a los dolientes tanto activos como a sus familiares, pues hallo la satisfacción de hacer todo con el máximo esfuerzo a pesar de lo mal pagado y poco agradecido que se tiene en nuestras sociedades, además me agrada ver con satisfacción el neto recuperar de los pacientes y sobre todo su integración al seno familiar y social.

"Primum non noscere" reza un antiguo dicho, o también "consagratio vitae, impendero salutis" como reza la frase de mi Facultad, o "Pro salutis, lex suprema" como reza la frase de la seguridad social en el Perú. En fin como sea el latinazgo o como se dice en quechua "Ari Hampic Camayoc"... Como sea, que resuene siempre en nuestros corazones que tengamos a bien la búsqueda de la salud de quienes llegan a nosotros y por supuesta nuestra mejor recompensa será siempre su salud... No el dinero, pues nosotros, a diferencia de los abogados, no perseguimos al "Cliente" sino buscamos al paciente para en él restablecer tanto en la esfera biológica como psico-social.

Siéntanse satisfechos amigos estudiantes, internos y residentes, pues de ustedes, aunque no tengan agradecimiento, Dios les sabe recompensar su esfuerzo...

Dr. Ernesto Paul Medina Paredes


Escrito por:          Ernesto Paul Medina Paredes
Centro Estudios:   Facultad de Medicina Norandina - Universidad Nacional de Cajamarca
Trabajo Actual:    Médico Internista - Docente Universitario UNC


Desde los 15 años supe que quería estudiar Medicina Humana, hay veces en las que veo mi Pascualina del 2002 y dice en letras grandes QUIERO SER DOCTORA. Y así fue, ingresé a la Universidad y en un abrir y cerrar de ojos, ya paso a 7mo ciclo, sé suturar, he tenido guardias, contacto con pacientes y claro, he exprimido mi cerebro como nunca!. La Medicina es mi pasión, y creo que eso es lo necesario para aguantar todo el paquete de estudiar de por vida claro, esta carrera. Sueño todos los días con llegar a mi trabajo, con mi mandil blanco y salvar unas cuantas vidas al día. A pesar de todos los sacrificios que ya se mencionaron en los demás testimonios, todo vale la pena. Y para que entiendan como me siento y se que muchos mas, aquí les copio unas palabras:

¿En verdad quieres ser médico?

¿No te cansa estudiar mas de 8 horas y que no sea suficiente?

¿No te harta el tomar café por litros, y que las ojeras no las cubra ni el maquillaje?
(si eres mujer, claro... espero)

¿Que tu fin de semana ideal signifique terminar lo visto en la semana?

¿No te frustra que tu meta sea cada vez mas lejana conforme avanzas de año por lo difícil que se tornan las materias?

No te entristece cuando tu familia pregunta ¿qué tal la escuela? ... dudar unos segundos para decir ... BIEN...

¿No te cansas de llorar de impotencia por que no entiendes algo o porque te falta tiempo para terminar de estudiar?...

No te enfurece que no puedas lograr lo que te propones cada inicio de semestre...
(exentar una materia, pasar en primera oportunidad... pasar)

No te desilusiona que hayas perdido mas de lo que has ganado desde que entraste a esta carrera

¿No te da rabia que tus compañeros saquen 90’s incluso 100 y tu no puedes sacar ni un maldito 70?

Las Frases: “me voy a dar de baja” , “esto no es lo mío”, ¿son parte del lenguaje cotidiano que escuchas?

Y las guardias… ¿Qué tal cuando después de una todavía tienes carga asistencial y académica, y te exigen como si estuvieras fresco?
(¿Quién más diablos trabaja 36 horas o más seguidas sin descansar?)

¿Todos tus amigos pueden salir a las fiestas que quieran mientras tu tienes guardia o que estudiar?

Esta cadena la envió un abogado, que dice lo siguiente: Soy un Abogado exitoso... no lo niego mi trabajo me ha brindado muchas oportunidades Pensé que era feliz al cambiarme de carrera... Pensé que era inteligente ya que no cualquiera tomaba esa decisión por el “¿que dirán mis padres? ..Mis amigos?” Pero me di cuenta que no... Porque al visitar a un ex compañero de carrera que ¡ya era un doctor!... Que si tuvo las fuerzas o lo que fuese necesario para serlo...Fue entonces cuando pregunte ...¿qué se siente? ... Y el me respondió, las palabras que nunca olvidare...“He salvado la vida de cientos de personas, la he hecho mas fácil para otras cuantas, y he sanado heridas de miles”... “ fue difícil llegar hasta aquí... Pero créeme que lo volvería a hacer si fuese necesario”...

Como una persona que entiende toda esta situación, se amanece, va a guardias etc les digo que si tienen la vocación, es suficiente. Mi vocación por la medicina es mi motor.

Recuerden 'Ser medico no es jugar a ser Dios... Es jugar a ayudarle'


Escrito por:          Erika Echegaray Orsero
Centro Estudios:   Universidad Cientifica del Sur


Como casi todos los postulantes a medicina, postule a la carrera, porque, obviamente, me veía a mi mismo con mi mandil blanco y ... bueno, ustedes ya se saben esa historia.

Hice un análisis de la situación actual (frío y crudo, no en base a mis opiniones o la de los demás, sino en base a beneficios y desventajas), antes de postular a cualquier universidad, con el fin de darme cuenta cuales eran las mejores opciones:

1) Estudiar en una universidad estatal, que de buena gana, hubiera sido todo un logro debido a la cantidad de postulantes, pero que aun así no fundamentaba tanto esfuerzo. Salvo la UNMSM, de buen prestigio, excelente trayectoria, decana de América y con ex alumnos realmente notables (aunque también algunos profesores mediocres y hartos problemas políticos, que al final repercuten directamente sobre los alumnos).

El ingreso a este tipo de universidades es duro y complejo, lleno de corrupción en el caso de algunas universidades de provincia y de favoritismos.

Tiempo promedio de ingreso: 2 años y medio

2) Una universidad particular, generalmente de admisión poco problemática, con gran numero de vacantes, la gran mayoría de ellas solo buscan el lucro. En esta sección, la única que sale limpia, es la UPCH, sin tener dueños, es una universidad autónoma, la de mayor investigación en ciencias de la salud, y por el hecho de ser particular, estabilidad, excelentes enlaces con el extranjero y buenos profesores (con sus respectivas desventajas, como el alto costo, que en el primer semestre es de 2300 soles por mes, y por supuesto el glamour de ser un grupo totalmente elitista, que realiza pruebas de admisión igualmente difíciles, a diferencia de otras particulares).

Tiempo promedio de ingreso: 0 a 1 año y medio

3) Opción salida: Irse al extranjero, postulando a distintas universidades top de otros países, como la UBA (Buenos aires), la de São Paulo (Brasil), autónoma de México, entre otras. El problema aquí es el papeleo que puede llegar hasta a demorar un año, sin contar que universidades como la UBA piden como requisito haber pasado un CBC (Ciclo Básico Común).

Esas son las opciones para ti, querido postulante a medicina, pero date cuenta de esto. ANALIZA FRÍAMENTE, SIN HACER MUCHO CASO A OPINIONES DE PERSONAS QUE NO ESTÉN EN EL MEDIO.


Escrito por:          Sandro
Centro Estudios:   UBA


Bueno primero debo decir que nunca pensé realmente en estudiar Medicina Humana, creo que toda mi vida hasta aquí ha ido una serie de sucesos que no busqué, ahora soy profesora de niños, es fácil y divertido estar con los niños ellos, tienen tanta energía y realmente me encanta. Pero es algo por lo que no hice casi ningún esfuerzo, es por eso que siempre sentí que algo me faltaba, algo que realmente me apasionara y por lo que tuviera que esforzarme en estudiar mucho.

El año pasado estudié unos meses enfermeria pero estando allí me dije "¿por qué no medicina?", entonces me decidí: voy a estudiar medicina humana y voy a postular este año, sé que todos dirán que es una locura pues ya tengo 33, pero para mí no lo es, no me siento una vieja como muchas personas se sienten a mi edad, no voy a pensar en los años que pasaron, sino en los años que vendrán, tengo mucha energía y creo que tengo lo más importante: muchos deseos de ayudar. To, me estoy informando y veo que es muyyyyyyy difícil y sacrificado cuando estás en la facultad, bueno "tenia que ser"! se trata de nuestro cuerpo, además yo estoy dispuesta a lo que venga y lo que tenga que ser será, se que lo lograré, es una promesa a mi misma, y la razón más importante de mi vida de hoy en adelante.


Escrito por:          ANA
Trabajo Actual:    Profesora de Educación Inicial


I went to Lima Peru to find a University to study to be a doctor. It was not hard to find the right place. I applied for the entrance examination into the School of Medicine of San Fernando and I passed the examination. I was admitted and I obtained the scholarship that came with the admission. I spent 10 years of my life in San Fernando. They were the best years of my life. I graduated 17 years ago. I came back to my country:The USA and applied for the steps of the United States medical Licensing Examination in order to obtain my license to enter into the Residency program in general surgery. I passed these exams at the first attempt. I did a general surgery residency for 5 yeras and then I did a Fellowship in Thoracic and Cardiovascular surgery for 3 years. I am a cardiac surgeon and I spend more than 12 hours every day in the operating room. Everyday I remember the long hours that I spent dissecting those cadavers at the Department of Anatomy in San Fernando. I can say that my knowledge of anatomy is superb. Thanks my God that I went to San fernando to study medicine. Otherwise I would have not been able to be an excellent surgeon. San fernando School of medicine at the Universidad nacional Mayor de San marcos is the best. Thank you San Fernando !!!


Escrito por:          Kenneth Miller
Centro Estudios:   Universidad nacional Mayor de San Marcos
Trabajo Actual:    Cardiac surgery in Jacksonville Florida


Actualmente tengo 37 años y desde los 16 años que terminé la secundaria quise estudiar medicina, les cuento que desde los 14 años ingresé como voluntario de la cruz roja peruana por mi madre. Me agradó la labor humanitaria que hace esta institución en tiempo de paz y en tiempo de guerra, pues aliviar el sufrimiento humano, socorrer al más necesitado y trabajar con el más desprotejido, caló en mi la necesidad de estudiar algo en el futuro que me permita interesarme, aliviar y salvar vidas; entonces con el respeto que me merecen todas las profesiones en salud elegí la carrera de medicina.

Acabé de estudiar y ya orientado como algunos jóvenes de mi edad, me preparé en una academia para estudiar medicina un ciclo trimestral, y postulé a medicina y no ingrese. Con esa pasión que llevaba dentro por la carrera de medicina hice un año más de academia y al año siguiente postulé de nuevo.

Despues de 2 años de intentar, al 3 año postulo a pero a ingeniería geográfica que era otra opción... entonces empecé a estudiar con la consigna de trasladarme con los créditos requeridos pero lamentablemente no pude. Al año siguiente postulé de nuevo y tampoco ingresé... desanimado decidí terminar mi carrera de ing geográfica.

Avancé profesionalmente como instructor voluntario en la cruz roja peruana participando en desastres de gambeta en el Callao, Moquegua e Ica motivado aún por la carrera de medicina y ya como profesional, egresado de geográfica, postulo para Medicina Humana e ingreso en el puesto 25...

es ahí donde me desarrollo como un gran profesional en la carrera de medicina convalidando los estudios generales y compitiendo desde el buen punto de vista con mis colegas(enfermeros, obstetrices, tecnólogos, nutricionistas, etc) pasando desde las aulas de preclínicas hasta las sedes de hospitalización donde aprendí a desarrollarme como persona y como médico; terminé haciendo mi internado en un hospital donde me terminaron de enseñar y pulir como médico aprendiendo a convivir con mis pacientes (mis amigos), celebraba sus recuperaciones y altas como victorias mias, y lloraba sus muertes como las de mis familias.

En junio en un sorteo extraordinario de SERUMS salí sorteado, desprendiéndome de mis padres y de mi esposa como buen médico al puesto de salud ciudad satelite en perene donde eramos 3 médicos (yo hacia pediatría), luego de 6 meses viajando una vez por mes a lima, me promueven a terminar el serums al hospital de pichanaki ha hacer eso que me gusta, pediatría.

Finalmente, todavía para completar mis metas está hacer la especialidad de Médico Pediatra; Ser médico es una de las profesiones más nobles que existen.


Escrito por:          Rony Zegarra
Centro Estudios:   Universidad Privada San Juan Bautista
Trabajo Actual:    Medico Serumista hospital de pichanaki chanchamayo junin


Desde que estaba en tercero de media, me apasionó la biología, en especial el capítulo de anatomía humana. Me aprendía todo lo de fisiología con bastante gusto porque me gustaba, así que desde esa época pensé que mi vocación estaba orientada hacia la medicina humana. Hasta llegar a quinto (la época de postular a las universidades) intenté en San Marcos y Cayetano Heredia pero no alcance vacante.

Pero, bueno no me rendí, decidí estudiar en la universidad que estoy actualmente. Y no me quejo. Tanto que he pasado desde las clases de primer ciclo Biología, Química.. pasando por las morfos que llegaron a ser mis favoritas. Bioquímica, micro y fármaco.

Hasta ya pasar a semiología y el curso en sí. La relación con los pacientes, el hacer las historias clínicas. Ver casos interesantes y raros. No me puedo quejar, medicina interna en su totalidad la he llevado en el hospital Dos de Mayo, actualmente estoy llevando pediatría ahí. También he hecho guardias ahí en suturas, todo un verano. Fue bien aprovechado como para tener nociones de cirugía.

Se estudia bastante, pero si te gusta leer, aprender, normal. Hay tiempo para todo, nadie dice que uno tiene que estar encerrado estudiando. Es un mito; siempre y cuando tengas un horario de estudio bien definido, y eso se aplica para cualquier carrera.

Si quieres medicina, el mundo que te está esperando "el arte de curar.. primun non nocere" Quizás el momento clave para algunos sea el momento de las prácticas de anatomía, para mi no. Recuerdo que cada que terminaba esa clase salía con bastante hambre con ganas de comerme un buen pedazo de carne jaja. De lo más normal.

Algunas universidades te ofrecen la posibilidad de charlas vivenciales, si pudieras ir para elegir sería interesante, ahí te das una idea de como es la carrera.

Una última recomendación, ingresar a la universidad es relativo (por más que hayas aprobado un examen tipo san marcos), lo más importante es sentir que esta es tu verdadera carrera. Si en verdad es lo que te gusta síguela y vívela.. disfrútala!


Escrito por:          Roberto Romero Tenorio
Centro Estudios:   Universidad Científica del Sur
Trabajo Actual:    Estudiante IX ciclo (5to año)


Hola a todos:

Bueno estoy por terminar mi quinto año de secundaria, me estuve preparando en una academia pre - universitaria en las vacaciones, mi meta es postular e ingresar a la facultad de Medicina; y que algún día me llamen Dr. Mendoza. Soy uno de los primeros puestos dentro de mi colegio derrepente salgo becado a fin de año, pero dentro de mi experiencia académica el cuarto año de secundaria fue lo peor, caí en las riendas de la adolescencia, bajé totalmente en mis notas. Un día mi mejor amiga de nombre Ana me dijo qué es lo que estaba pasando conmigo no lo entendía, tenía otra imagen de mi, ya no veía en mi aquel joven preocupado por sus estudios, aquel joven que estudiaba día y noche por estar en uno de los primeros puestos del colegio, estaba perdiendo totalmente mi personalidad, me sentía que ya no valía nada, ella me dio un consejo "yo soy el arquitecto de mi propio destino" con esa frase me sentí otra persona, me puse a pensar ¿cuál sería mi futuro?. Volví a tomar las riendas del estudio, me volví a preocupar ese no año quede en el sexto lugar academico mi rendimiento era muy bajo. El año entrante cambié totalmente, me estoy preocupando mucho para poder salir becado y además ser uno de los mejores líderes de mi colegio y mejor porque decirlo de mi departamento.

La medicina es una profesión muy importantesporque aprendes muchísimas cosas dentro de la universidad pero más de tus pacientes, salvas vidas, curas a personas que realmente lo nesecitan, doctor es un carrera de mucha responsabilidad y sacrificio más que todo la responsabidad hacia tus pacientes; nunca le hagas caso a los ignorantes porque ellos son los destrucutres de tu vida se los digo por experiencia; la envidia es el martirio de la profesión, de tus sueños.

Todos los adolescente recuerden que ustedes son los propios arquitectos de su propio destino, ustedes son los dueños de su vida no pierdan el tiempo y estudien y logren sus metas y sus sueños que se trazan.

Buena suerte!!!


Escrito por:          Edson Leonel
Centro Estudios:   I. E. Nuestra señora del rosario. Ica
Trabajo Actual:    Estudiante


Hola!!! bueno, empezé a estudiar medicina a los 18 años, ufff!!! quien diría verdad?? pues bueno, termine mis estudios secundarios a la edad de 15 años, luego de haber intentado ingresar a la Universidad Mayo de San Marcos por 3 veces, lamentablemente no lo logré... me quedé frustrado, e incluso me resigné completamente de estudiar MEDICINA....... una mañana me encuentro con un mendigo, estaba desnudo, ensangrentado, ya que le habían acuchillado.. inmediatamente lo llevé al hospital...... por desgracia era demasiado tarde... y falleció. y lloré, lloré como nunca lo había hecho..... me di cuenta y esta vez iba en serio que me iba a esforzar para llegar a ser un gran MEDICO.

Actualmente tengo 20 años y estudio en Cochabamba- Bolivia, UNIVALLE, voy en el 2do año, y espero concretar mis sueños, para ayudar a los que me necesiten, como buen servidor social que SOY.


Escrito por:          Joseph Díaz Ortega
Centro Estudios:   Universidad - UNIVALLE
Trabajo Actual:    Estudiante


Para comenzar mi historia les contaré cómo gracias a un angel enviado por Dios decidí a los 9 años que quería ser Médico. Ese angel (Dr. Luis Lazarte) salvó a mi hermana cuando todos la desausiaron.

Yo no provengo de una familia con dinero, pero sí de grandes valores y anhelos, es por eso que gracias a ellos aprendí la importancia de que nada se logra sin ningun sacrificio. A los 16 años comencé a trabajar en una fábrica de pegamentos, pinturas, adhesivos con eso logré postular a UNMSM pero no logrçe ingresar y no tenía los recursos para una particular; entonces comencé a estudiar una carrera técnica que yo hasta ese momento no sabía que existía y es la carrera de Paramédico la cual he terminado hace tiempo con esta carrera pude saber que la Medicina es lo mio, he aprendido mucho porque sin saber mi formación es muy similar a la que estoy llevando en la Facultad de Medicina de la San Juan pero siempre estuve frustrado porque me limitaban en mis competencias .

Pero ahora que gracias a Dios, mi familia y el duro trabajo puedo estudiar Medicina, pero no es fácil porque tengo que seguir trabajando y el tiempo queda corto.

Lo UNICO que les digo que NO ES IMPOSIBLE ESTUDIAR MEDICINA Y TRABAJAR pero sí es muy CANSADO, PERO SI USTEDES TIENEN la VOLUNTAD Y LO DESEAN DE CORAZÓN LO LOGRARAN. Pidan con fuerza a Dios para que los ayude, él les dará la fuerza necesaria como me lo da a mi apesar de los problemas más dificiles que se me presentan ÉL NUNCA NOS DEJA.


Escrito por:          Raul Sarmiento Torres
Centro Estudios:   APSJB
Trabajo Actual:    Emergency Medical Services


Saben? desde pequeño quería estudiar medicina humana, siempre me escaba de mi casa para ir al hospital a ver al doctor, tanto tiempo que iba a verlo se hizo mi amigo. Mi historia empieza a los 15 cuando acabé el colegio, en aquellos tiempos mi madre no tenía suficiente dinero para mandarme a una academia para prepararme; como ella sabía que me gustaba me dijo que para ingresar a medicina humana tenía que prepararme mínimo 3 años... a mi no me importaba eso, su decisión fue que yo estudiara mecánica automotríz -te imaginas el cambio para mi fue lo peor- para no darle preocupación a mi madre empecé a estudiar mecánica automotríz en un instituto, solo soporté 2 años aprobando 2 semestres. Después vino la valentía de decir que dejaba el instituto para seguir lo que me gusta; mi madre me dijo que si quería estudiar tendría que trabajar... y lo acepté; ahora trabajo en un taller mecánico... estoy soportando por mi sueño, felizmente he podido juntar dinero (supongo que alcanzará para 2 años de preparación) no me importa si no tengo nada que comer solo me importa estudiar medicina humana.

Mi consejo para todos es que sigan sus sueños... saben? un hombre justo cae 7 veces y se levanta ahora te pregunto que tipo de hombre eres tú??


Escrito por:          Diego


Solo quiero decirles a los que lean esto, que deben tener en claro el verdadero motivo por el que estudian medicina, no por el simple hecho del "yo quiero ayudar a las personas" porque existen mil maneras de ayudar a las personas... medicina es una carrera fuerte, se necesita responsabilidad, dedicacion, ser sencibles pero a la vez fuertes, perseverantes, tener en claro tus prioridades, el agrado por leer y aprender... si bien es una carrera larga en la cual jamás se deja de estudiar, uno siempre aprende nuevos temas, nuevas enfermedades, nuevas curas... pero todo lo malo que uno puede ver en esta carrera como por ejemplo que no sales mucho, o paras estudiando, o terminas viejo la carrera... todo eso se borra y se convierte en orgullo y satisfacción al ver la cara de tu primer paciente y escuchar que te diga GRACIAS... es la mejor experiencia que se puede tener... el estudio de la vida, y la responsabilidad de cuidar de ella que ponen los pacientes en nuestras manos, es lo que te hace ver que serías capaz de estudiar toda tu vida, con tal de sentir esa bonita experiencia...

mucha suerte a todos..


Escrito por:          Melva
Centro Estudios:   San Pedro(chimbote)


Bueno, que decirles de la medicina, para empezar contarles que es una opción que tomé porque me siento identificado en ayudar a los demás, pero para seguir esta carrera no solo es tener ganas de ayudar sino de poner de su parte y leer bastante y así complementar lo que en practica ves. Al paciente yo lo miro con mucho respeto ya que es en él en donde por primera vez aprendes tu semiología, además que es una persona igual que nosotros, con el pasar de los años nos es difícil tener en cuenta todo eso. Es necesario que sepan que ingresar a una universidad particular no es difícil, el detalle es cuando estas dentro, mantenerse invicto y sobre todo aprender, es una tarea que necesita mucho tiempo y sacrificio pero cuando te gusta algo, es parte de ti y no hay prejuicios para nada, la medicina es lo mejor que me ha podido pasar.


Escrito por:          Miguel Angel
Centro Estudios:   Universidad Ricardo Palma


Cuéntanos tu experiencia.

¡Escribe tu propio testimonio!

UniversidadPeru.com no se hace responsable por el contenido de testimonios escritos por terceras personas.

La definición ha sido tomada de la Wikipedia en Español, y se usa bajo los términos de GNU Free Documentation License


Lo más visto

Publicidad

Directorios

Otras Secciones




(©) 2005 - 2014 - UniversidadPeru - Condiciones de Uso