Logo UniversidadPeru

Artículos Interesantes >>> Ejercicio de Autoridad vs. Ejercicio de Liderazgo

Ejercicio de Autoridad vs. Ejercicio de Liderazgo

Escrito por: Delfo Tomislav Gastelo Miskulin


Delfo Tomislav Gastelo Miskulin

El gran interés creciente alrededor del tópico liderazgo se ha evidenciado por el aumento en el número de libros, artículos, análisis sobre el poder, el estudio de las características necesarias para ser un líder, etc. Esta cantidad de literatura disponible para lectores interesados es el producto visible de un movimiento que incluye un sin número de cursos sobre liderazgo, a todo nivel de instrucción: talleres de entrenamiento ejecutivo, cursos corporativos para mejorar el funcionamiento de aquellos que ocupan posiciones significativas en la organización, panfletos, conferencias, etc.

Una encuesta informal reportó que aproximadamente 150 entidades han respaldado algún tipo de entrenamiento sobre liderazgo en sus organizaciones. Esas publicaciones y actividades reflejan un desacuerdo considerable y crean confusión en lo que respecta a las ideas fundamentales sobre liderazgo, poder, autoridad y gerencia.

Algunos académicos cuestionan lo que existe hoy en el mercado. ¿Qué es liderazgo? ¿Es enseñable? ¿Existe una crisis actual de liderazgo? ¿O esa crisis es síntoma de un problema social más profundo que estresa más nuestras instituciones y por lo tanto hace más difícil gerenciar?

Si preguntáramos al lector si se considera un líder, probablemente contestaría afirmativamente. La respuesta estaría basada en los conocimientos populares sobre liderazgo. Especialmente conceptos que implican dirección, orientación, cumplimiento de objetivos, credibilidad, resolución de problemas, manejo de conflictos, saber escuchar y una innumerable lista de acciones.

Se han tabulado aproximadamente 180 acciones que diferentes ejecutivos han identificado como particulares de liderazgo. Pero estas acciones, posiciones o actitudes poco tienen que ver con el ejercicio de liderazgo. Más bien se relacionan con el manejo de la autoridad y hay una gran diferencia entre las dos funciones: autoridad y liderazgo.

Por eso ante las diversas interrogantes que se han suscitado a lo largo del tiempo sobre el liderazgo; han dado lugar a que surjan diferentes teorías sobre liderazgo. Generalmente consisten en cuatro enfoques desarrollados durante los siglos XIX y XX. Cada uno de ellos tiene implicaciones particulares en cuanto al entrenamiento de los practicantes del liderazgo y vamos a verlos a continuación uno por uno.

Enfoque características de personalidad:

En enfoque características un líder exitoso tiene influencia por algunas características personales, tales como inteligencia, carisma, tono de voz, etc. Se han tabulado aproximadamente 25 a 30 cualidades de la personalidad líder.

De acuerdo con este pensamiento, «grandes personas» moldean los eventos de su día y los de otros por virtud de su talento excepcional. A pesar de que algunos de ellos son considerados innatos, otros son desarrollados a través del aprendizaje.

Entrenar líderes, según este enfoque, requerirá seleccionar a los candidatos con las cualidades necesarias que luego serán reforzadas y refinadas, como si se entrenara a un atleta profesional.

Enfoque situacional:

Un líder exitoso tiene influencia si puede adaptarse a las expectativas de los colaboradores en una situación específica. Por lo tanto, las características de la situación producen la demanda de cuál de las facultades específicas del líder será utilizada.

El enfoque situacional enfatiza el contexto. Entrenar líderes, utilizando este enfoque, consistirá en enseñar a los candidatos a actuar convenientemente para adaptarse a las diferentes situaciones que encuentra y a su vez al nivel de madurez del colaborador; para lograr en conjunto los objetivos o metas que se deban de cumplir.

Enfoque contingente:

Un líder exitoso, basándose en el «Coeficiente de Liderazgo Eficiente», que es un factor cuantificable y medible, gana influencia tomando la situación que corresponda favorablemente con su coeficiente. Apareando los tipos de situación con tipos de características personales, este enfoque combina los dos anteriores; es decir combina el enfoque de características de personalidad y el enfoque situacional.

El entrenamiento, usando este enfoque, consistirá en proveerle al candidato a ser líder, un marco de referencia para analizar las características claves de una situación, basándose en su «coeficiente personal de liderazgo» obtenido en una prueba estandarizada, de donde podrá decidir si toma acción personalmente con la información disponible, toma la decisión con el grupo o deja al mismo grupo tomar una decisión.

Enfoque transaccional:

Un líder exitoso gana influencia al ajustarse a las expectativas de sus seguidores. El enfoque transaccional enfatiza el proceso por el cual el individuo gana influencia y es capaz de mantenerla.

El líder cosecha los beneficios del status a cambio de reducir la incertidumbre en el sistema social donde opera, proveyendo a los seguidores con una base amplia de acción. Los líderes influencian y son influenciados.

Entrenar, según este enfoque, consiste en enseñar a los candidatos a medir su influencia en función de su respuesta a la tendencia de las expectativas de sus seguidores.

Con un recuento del interés que se ha suscitado alrededor del liderazgo, estos enfoques han tratado de darle un marco de referencia y finalmente presentar un criterio novedoso, diferente y que, quizás, ofrezca una apertura al diálogo futuro y clarificador.

Cada uno de los enfoques anteriormente citados tienen gran peso. Primero, el talento natural es importante (Enfoque características de personalidad). Segundo, la idea situacional es fundamental para entender que las actividades de liderazgo difieren dependiendo del contexto donde se opera (Enfoque situacional). Tercero, ciertos individuos pueden ser más exitosos si su predisposición se ajusta a la situación, especialmente si se puede identificar sus debilidades y talentos. Es más, en algunas situaciones es necesaria la conducta autocrática y en otras se requieren procesos participativos (Enfoque contingente). Cuarto, el enfoque transaccional es esencial en el entendimiento de la influencia ejercida por seguidores y líder, uno sobre otro, a veces, simultáneamente.

A pesar de que los enfoques mencionados distinguen entre autoridad, poder e influencia, ninguno diferencia estos conceptos de lo que es liderazgo. Cada uno asume que liderazgo es una cualidad y a la vez habilidad, un atributo de carácter de personalidad o un fenómeno social relacionado con influencia informal o poder formal. Uno puede ganar influencia por virtud del talento inherente a la persona, por el apareo apropiado entre talento y situación o a través de habilidades de transacción.

Si quisiéramos derivar prescripciones de estos enfoques, proveeríamos a nuestros gerentes, en proceso de formación, de guías para ganar influencia, obtener y mantener seguidores. Sin embargo, esto confundiría los medios con los fines, por ejemplo, los recursos necesarios en el ejercicio de liderazgo con la necesidad de autoridad y liderazgo en un sistema organizacional.

Si tuviéramos que poner un ejemplo de cómo muchas veces las expectativas; el poder y la influencia pueden ser limitantes para el ejercicio del liderazgo; sugerimos que el presidente, como la más alta figura de autoridad en la organización o en la sociedad, tiene que mantener equilibrio en la totalidad de la organización o sistema social. Si existen disturbios que generan un sentido de urgencia, se espera que el presidente los maneje. En conflictos faccionales en la organización se espera del presidente que contenga el conflicto y que resuelva. Si una realidad peligrosa aparece en el horizonte, se espera del presidente que neutralice la amenaza. Si el electorado se queja, se espera del presidente que provea el remedio. Dadas esas expectativas limitantes, es posible para el presidente ejercer liderazgo.

El ejercicio del liderazgo, a menudo, podría ir en contra de la esencia de esas expectativas. No se espera generalmente del presidente que empuje las responsabilidades de la definición y solución de problemas de vuelta hacia sus subalternos, a pesar que a veces el ejercicio de liderazgo requiera específicamente esta reorientación del trabajo hacia sus subalternos. Tampoco se espera que el presidente mantenga a fuego lento los conflictos de las diferentes facciones hasta que éstas se ajusten y acoplen unas a otras, a pesar de que alcanzar una solución realista requiera que los adversarios cambien sus hábitos. Tampoco se le miraría al presidente de una manera favorable si dijera a la organización lo que no quiere escuchar. El ejercicio de liderazgo en esos términos podría ser riesgoso; a pesar de que poder e influencia proveen al presidente de los recursos para el ejercicio del liderazgo (información para interpretar políticas, instrumentos para movilizar la atención hacia problemas, palanca de negociación para hacer que facciones conflictivas negocien entre ellas, autoridad para asignar responsabilidades, etc.). Por lo tanto, estos recursos también podrían constituirse en limitantes.

Así pues para explicar la gran diferencia entre el ejercicio del liderazgo y el ejercicio de la autoridad o influencia; desde un nuevo criterio o nuevo punto de vista; podríamos decir que la mayoría de las personas en posición de alta jerarquía, bien en el ámbito organizacional o político no ejerce funciones de liderazgo. Sólo un pequeño número lo hace. Del resto podría decirse que algunos gerencian eficientemente posiciones de «figuras de autoridad»: dirigiendo, canalizando, resolviendo problemas, estableciendo equilibrio y estabilidad. Sin embargo, en posiciones de autoridad son implementadores de políticas y conocimiento. Otros, aun en estas posiciones de autoridad, están gerenciando o gobernando sin autorización de sus colaboradores o electorado.



1 - alfredo cucho guevara - el 29/01/2008 a las 21:08 comentó:


LIDERAZGOFENÒMENO QUE TRANSCURRE COMO PROCESO, POR EL CUAL SE ADMINSTRA, DISTRIBUYE NIVELES DE RESPONSABILIDAD EN EL GRUPO, LOS INTEGRANTES IDENTIFICADOS POR EL OBJETIVO O META A LOGRAR ACTÙAN MERCED A LA CAPACIDAD DE INFLUENCIA EMPPÀTICA DEL CONDUCTOR EN ESTE CASO, EL LIDER.POR TANTO, ESTE PERSONAJE ASUME AUTORIDAD POR EL PODER DE PERSUACIÒN, CONVENCIMIENTO. ÈL NO IMPONE, POR EL CONTRARIO MOTIVA, CONJUNCIONA; DE ESTA MANERA, ES EL QUE VERTEBRA LA ENERGÌA DISPERSA DEL GRUPO, LO TRANSFORMA EN TORRENTE ENERGÈTICO, DE MANERA QUE LOS INTEGRANTES SE CONSTITUYEN Y SE SIENTE COAUTORES DEL PROYECTO EN MARCHA. EL LIDER NO SOLAMENTE HABLA, LO ELOCUENTE ES SU EJEMPLO QUE IMPACTA, POR ELLO EL GRUPO LE SIGUE.

EL LIDER ES EL PERSONAJE QUE IDENTIFICA EL PROBLEMA QUE VIVE EL GRUPO, CON AGILIDAD E INGENIO ENCUENTRA LA SALIDA, MUCHAS VECES MOTIVANDO A SU GENTE PARA QUE DENTRO DE ELLOS SURJA LA RESPUESTA.


2 - kevin - el 02/06/2008 a las 15:58 comentó:


el liderazgo es un condicion humanA


3 - Anónimo - el 04/09/2008 a las 14:18 comentó:


un liderazgo es el que toma iniciativa, lleva las cargas de los demas y aunque se cansa no demustra su cansancio porque su mentalidad de lograr su objetivo de llevar al los que le sigue adelante no importando las circustancias ni los problemas


4 - Anónimo - el 07/08/2009 a las 20:01 comentó:


El lider es aquel que identifica el problema, da soluciones al problema y busca metodos de evitar más problemas; asi mismo puede resolver conflictos, creando en el grupo un ambiente de aprendiazaje uno del otro, reconociendo sus fortalezas y debilidades y en donde los problemas los ven como oportunidades de mejoras.


5 - Raul A. Gonzalez - el 23/12/2009 a las 11:58 comentó:


Lider: dos caracteristicas lo definen: es un visionario presiso y un conductor nato. Visionario preciso pues debe identificar el objetivo y el camino para alcanzarlo, respondiendo a las convicciones propias y de los que lo eligieron ó de los que conduce (aqui no puede haber dicotomias). Conductor nato, pues debe ser seguido y obedecido para su personal de una manera casi ciega, con confianza y conviccion.

Ahora bien, la diferencia fundamental entre el lider carismatico y el lider autoritario, es simple; al lider carismatico, identificado, con objetivos claros, motivador, se lo 'respeta' y de alguna forma se lo 'aprecia'; al lider autoritario, se le obedece por temor, por miedo al castigo o a la reaccion.

Son cosas sutilmente distintas; una es la 'identificacion' del lider y otra es confundir liderazgo con autoritarismo ''no es lo mismo'' y la diferencia no es solo de estilo). Creo es muy importante esta diferencia, pues es un error muy comun confundir estos terminos; confundir gerente, con lider, con coach; pero un gerente tambien puede (y deberia) ser lider y coach. Esa es la diferencia.

Ese tal vez sea el arte del management, que como en toda profesion militan excelentes, buenos y mediocres; por ello la cada vez mas importante necesidad de capacitacion de los cuadros superiores, en esquemas multidisciplinarios, de conduccion, de estrategia, de management, en RRHH, etc., con capacitadores idoneos en lo teorico, pero que tambien puedan volcar experiencias jugosas y sustantivas, las que se deben tratar y discutir en grupo.

Da para muchisimo mas, pues es un tema apasionante.

En fin, Delfo, reitero mis felicitaciones por tus articulos y solo puedo acotar algo de mi propia “bodega” e instarte a continuar este camino.

Un saludo cordial.


6 - Arturo Nieves Requena - el 28/05/2010 a las 21:51 comentó:


El liderazgo,la autoridad y la influencia deben compartir los siguientes tópicos:Escuchar,participación,modelaje,valoración,expectativas,ambiente y recursos,confianza y entusiasmo.


7 - gonzalo - el 10/11/2010 a las 09:32 comentó:


una persona con autoridad logra que la gente haga voluntariamente lo que tu quieres que hagan realizar un evento o trabajo .

un líder tiene la cualidad de influir sobre las personas de acuerdo a su carisma , comunicación, inteligencia ,y su motivación hacia miembros de un equipo de personas que van a desarrollar un proyecto . creyendo estos que las metas que quiere alcanzar un líder son beneficiosas también para ellos


8 - MANOLO CUSCO - el 03/12/2011 a las 14:34 comentó:


EL LIDERAZGO SI ES ENSEÑABLE Y AUTOEDUCABLE.UN VERDADERO LIDER SOCIAL DEBE DOMINAR ADECUADAS RELACIONES INTERPERSONALES DE EMPATÍA Y ASERTIVIDAD.NO EXISTE LIDER ÚNICO:TODOS SOMOS LIDERES

demostrando nuestras CAPACIDADES,TALENTOS Y AFECTO.


Hay (8) comentarios hasta el momento

: Nombre
: Email (no será publicado)

Comentario: (HTML NO permitido)


UniversidadPeru.com no se hace responsable, ni está necesariamente de acuerdo con las opiniones expresadas en este artículo, o en los comentarios vertidos al mismo.


UniversidadPeru.com permite la reproducción total o parcial del contenido de sus artículos siempre que se cite a UniversidadPeru.com, así como a su autor como las fuentes. Para mayor información, consulte nuestras Condiciones de Uso.


Lo más visto

Publicidad

Directorios

Otras Secciones




(©) 2005 - 2014 - UniversidadPeru - Condiciones de Uso