Logo UniversidadPeru

Artículos Interesantes >>> Contrato de Trabajo o Subordinación

Contrato de Trabajo o Subordinación

Escrito por: Delfo Tomislav Gastelo Miskulin


Delfo Tomislav Gastelo Miskulin

A lo largo de la historia el hombre ha desarrollado un sin número de actividades para obtener beneficio, es por ello que realiza un actividad determinada para obtener una retribución, a ello se le conoce como trabajo. Y la formalidad de esa actividad implica elaborar un contrato de trabajo.

El contrato de trabajo es “el acuerdo por el cual el trabajador presta servicios subordinados al empleador a cambio de una remuneración”, es decir el contrato de trabajo será aquel acuerdo por el que una persona (trabajador) presta voluntariamente sus servicios retribuidos por cuenta ajena y dentro del ámbito de organización y dirección de otra persona física o jurídica (empleador o empresario).

De todo ello es posible apreciar que un contrato de trabajo implica voluntad de ambas partes: trabajador (necesariamente una persona natural) y empleador (que puede ser una persona natural o jurídica), en virtud del cual el primero se obliga a poner a disposición del segundo su propio trabajo, a cambio de una remuneración.

En el concepto de contrato de trabajo es posible determinar los elementos de un contrato, sin olvidar el elemento fundamental de un contrato de trabajo: "subordinación”.

Se dice que el contrato de trabajo es un acuerdo de voluntades, pues tanto el empleador como el trabajador deciden emprender un objetivo común, el cual brindará beneficios a ambos. El empleador manifiesta su interés por el trabajador pues considera que sus habilidades son óptimas para desarrollar el trabajo y por ello otorgará una retribución. Y el trabajador manifiesta su interés hacia determinado trabajo pues considera que puede realizarlo y por ello sabe que será retribuido. Y es precisamente en un contrato de trabajo donde establecen que tipo de trabajo realizará, el horario de trabajo, la retribución, etc. Y el contrato de trabajo se diferencia de los demás por un elemento especial, único: la subordinación.

Debido a un contrato de trabajo, se crea un conjunto de derechos y obligaciones para las partes, además se establecen las condiciones que permitirán desarrollar la relación laboral que nace del mismo. El contrato de trabajo establece las obligaciones de cada una de las partes, en este caso del empleador y del trabajador, donde al conocerse cada uno de ellas es posible determinar los derechos que corresponden a cada uno de las partes por haber cumplido con su obligación laboral.

De todo ello es posible determinar que el nacimiento y la forma de una relación laboral se realiza por la celebración de un contrato de trabajo. Por eso un contrato de trabajo es considerado como un contrato de cambio, el cual tiene un carácter bilateral perfecto, donde el fundamento es oneroso (retribución). Y es en la relación laboral donde las obligaciones laborales inciden en derechos de la persona (libre expresión, etc.), y en derechos exclusivos de los trabajadores o de sus representantes (libertad sindical, negociación colectiva, derecho a huelga, etc.).

La realización del trabajo implica un tiempo, por ello el contrato de trabajo, es considerado un contrato de duración, pues se inicia desde que el trabajador acepta laboral en una empresa, comprometiéndose a realizar su labor de la mejor manera, donde se compromete una actividad y no un resultado, pues el contrato de trabajo es personalísimo.

Es en el contrato de trabajo donde se protegen los intereses patrimoniales de las partes contratantes y a la vez se designan las responsabilidades de los mismos, siempre que no sea contrario a las leyes, la moral ni el orden público, pues cada contrato de trabajo se celebra dentro de un ordenamiento jurídico, el cual regula diferentes aspectos de la relación laboral. Un contrato de trabajo permite individualizar las relaciones que nacen del mismo (relación laboral), por ello es considerado como un eficaz instrumento para dicho fin. Pero cada uno de los contratos de trabajo debe respetar los convenios colectivos (siempre que éstos no perjudiquen al trabajador), y cada uno de nosotros (trabajadores o futuros trabajadores) debemos saber que el trabajador no puede renunciar a los derechos reconocidos por disposiciones legales.

Además, el contrato de trabajo es un contrato oneroso, ya que una de las partes de la relación laboral, el trabajador obtiene una ventaja económica (remuneración) de la otra parte, que es el empleador.

Cuando nos encontramos a punto de celebrar un contrato de trabajo, lo perfeccionaremos gracias al consentimiento, pues es un acuerdo de voluntades, y el contrato laboral también necesita del consentimiento para perfeccionarse. Además su contenido no es exhaustivo, puesto que de buena parte de las obligaciones de las partes (sobre todo del empleador) viene definida por la legislación laboral. En nuestro ordenamiento jurídico peruano se presume, salvo prueba en contrario que en toda prestación de servicios remunerados y subordinados existe un contrato de trabajo por tiempo indeterminado. El contrato de trabajo puede celebrarse ya sea por tiempo indeterminado o sujeto a modalidad. Estos contratos pueden ser celebrados por escrito a tiempo parcial sin limitaciones, en estos casos, estos contratos deben ser registrados.

Los sujetos en una relación laboral producto de celebrar un contrato de trabajo son: El trabajador y el empresario. La palabra trabajador es definida como “una persona que con la edad legal suficiente, y de forma voluntaria presta sus servicios retribuidos.” Los servicios prestados pueden realizarse dentro del ámbito de una organización bajo la dirección de otra persona física (empleador o empresario), o bien de un trabajador independiente siendo su propio jefe.

La legislación laboral peruana otorga al trabajador una variedad de derechos, los cuales se derivan del contrato de trabajo; estos derechos son: derecho al pago de beneficios tales como la compensación por tiempo de servicio, vacaciones, gratificaciones, etc. Y así como se establecen derechos también se establecen obligaciones para el trabajador, teniendo como principal obligación: obediencia a las órdenes del empleador referidas al objeto del contrato de trabajo. Además el trabajador debe actuar de buena fe al realizar la prestación de servicios.

El empleador es la persona física o jurídica que contrata al trabajador por cuenta ajena para que preste sus servicios a cambio de un salario. También es definido como el destinatario de los servicios y quien ejerce el poder de dirección para la ejecución de los mismos, pudiendo ser una persona natural o el representante de una persona jurídica.

El empleador cuenta con derechos y obligaciones propias de una relación laboral, siendo el principal derecho el poder de dirección, el cual se compone de la facultad de dirección reglamentaria (potestad de dictar las órdenes necesarias para la ejecución del trabajo), facultad de control (potestad de supervisar que las ordenes dictadas sean cumplidas), y la facultad de sanción donde el empleador puede sancionar disciplinariamente cualquier incumplimiento del trabajador. Además del poder de dirección el empleador puede hacer uso de ius variandi, es decir tiene la facultad de introducir cambios o puede modificar turnos, días horas de trabajo, así como la forma y modalidad de la prestación laboral, siempre que se encuentre dentro de los criterios de razonabilidad, y además teniendo en cuenta las necesidades del centro de trabajo.

En la celebración de un contrato de trabajo es necesario la presencia de elementos considerados esenciales, para lograr su creación, estos permitirán que el contrato de trabajo pueda ser diferenciado con facilidad cuando este frente a otro tipo de contrato, por ejemplo un contrato de locación de servicios. Los elementos esenciales son tres elementos: Prestación personal de servicios, remuneración y subordinación.

La prestación personal de servicios es un elemento esencial del contrato de trabajo porque permite la ejecución directa por parte del trabajador de las labores encomendadas, utilizando su fuerza, en ella se indica que debe ser de ejecución directa, pues al ser el contrato de trabajo personalísimo, el trabajo encomendado debe ser realizado por la persona que es contratado, exclusivamente por él; en conclusión la prestación de servicios es directa y personal.

Considerar a la prestación de servicios como personal, tiene dos excepciones: Asistencia de familiares directos, es decir el trabajador puede recibir la ayuda de familiares directos que dependen de él, pero la condición es que esta ayuda sea usual, según la naturaleza de la labor encomendada. Y el trabajo familiar, es decir, salvo que las partes acuerden lo contrario, la prestación de servicios de los parientes consanguíneos hasta el segundo grado no genera relación laboral; tampoco genera relación laboral la prestación de servicios del cónyuge.

En cuanto a la remuneración, este elemento es considerado esencial, pues es la contraprestación económica que se realiza al celebrar el contrato de trabajo, donde el trabajador recibe a cambio de sus servicios una retribución económica (sueldo, salario), también es considerada como el integro que el empleador paga al trabajador como contraprestación por sus servicios, ya sea en dinero o en especies, según la denominación que se le otorgue si es que es de su libre disposición.

Por último el elemento esencial, y el que permite diferenciar al contrato de trabajo de los demás tipos de contrato es la subordinación, pues es el deber de sujeción del trabajador al poder directivo del empleador en la ejecución de las labores. Si es que ese elemento no es apreciado con claridad, su existencia debe deducirse a partir de una serie de rasgos denominados “sintomáticos” como: La asistencia al lugar de prestación de servicios; la sujeción a un horario fijo; la continuidad y permanencia en la ejecución de su labor; la inserción en la estructura organizativa del empresario; la exclusividad en la prestación del servicio; la titularidad de las herramientas de trabajo por parte del empresario.

Por último es fundamental conocer las formas que ponen fin a un contrato de trabajo, es decir, hablaremos sobre la extinción del contrato de trabajo.

Carlos Blancas Bustamante agrupa las causas de extinción de la relación de trabajo según su origen en: la voluntad unilateral del trabajador, la voluntad unilateral del empleador, la voluntad concurrente de las partes, la desaparición de las partes, la jubilación y la incapacidad del trabajador.

Por la voluntad unilateral del trabajador se extingue el contrato de trabajo por: la renuncia o retiro voluntario de trabajador; es decir aquí el trabajador manifiesta en forma libre y voluntaria su decisión de dar por resuelto o extinguido el contrato de trabajo. Cuando el trabajador decide poner fin a la relación laboral, su decisión constituye causa suficiente para la extinción válida del contrato de trabajo. La renuncia del trabajador no debe ser producto de la intimidación o violencia que pudiera ejercer el empleador sobre el trabajador. Otra causa es la jubilación voluntaria (jubilación – derecho).

De acuerdo a la voluntad unilateral del empleador, se tiene como causa de extinción del contrato de trabajo el despido, el cual es la decisión unilateral del empleador en virtud de la causa se da por resuelto o extinguido el vínculo laboral, el cual puede ser justificado, arbitrario o nulo. Además puede clasificarse en despido individual o en despido colectivo.

Por voluntad concurrente de ambas partes, se tiene el mutuo disenso, Es el acto jurídico bilateral a través del cual el empleador y el trabajador deciden dar por resuelto el contrato de trabajo. También de acuerdo a este criterio el contrato de trabajo se extingue por cumplimiento de los contratos sujetos a modalidad; es decir por la duración de un contrato de trabajo, esta puede clasificarse en: contrato de duración indeterminada y contrato de duración determinada.

Por desaparición de las partes: el fallecimiento del trabajador, y el fallecimiento del empleador-persona natural.

Por jubilación e invalidez absoluta permanente del trabajador: Jubilación obligatoria.- Es la jubilación que realiza el trabajador al cumplir setenta (70) años de edad, salvo pacto en contrario.; y la Invalidez absoluta permanente

La extinción de la relación laboral genera interés y controversia en el derecho del Trabajo, pues considera que el hecho de que la pérdida del empleo por un trabajador supone necesariamente - a parte de otras repercusiones personales y colectivas - la pérdida de los ingresos que ha de subvenir sus necesidades y las de su familia.



1 - Anónimo - el 29/04/2008 a las 11:57 comentó:


Has sido claro en los alcances a los contratos y deberes de ambas partes trabajador-empleador, aunque mi duda iba para los trabajadores sin contrato pero es sumamente deducible de la lectura anterior.

d. mohorovicic


2 - ROCIO - el 09/05/2008 a las 11:42 comentó:


Para el caso de retribuciones a destajo es necesario precisar en el contrato el valor por unidad (kg. Tonelada, ect) o bastará con señalar en forma genérica que la remuneración será a destajo?


3 - Jeny Judith - el 08/06/2008 a las 20:24 comentó:


Esta interesante la informacion que proporcionas. Me gustaria que hagas una diferencia la relacion laboral con una relacion civil


4 - Joel - el 27/06/2008 a las 23:57 comentó:


Qué diferencias encuentras en el ejercicio de las facultades del empleador en un trabajo en la empresa y el teletrabajo o trabajo a domicilio?, consideras que este aspecto del contrato de trabajo varía?


5 - RENATO MARTIN COSIO REYES - el 30/07/2008 a las 11:12 comentó:


soy positivo no me gusta la presion pero si cumplo mis tareas con seguridad


6 - Belinda Bohórquez Hinostroza - el 17/09/2008 a las 18:04 comentó:


Muy didáctico, en Perú hay mucha intermediación personal camuflada como tercerización. Los empleadores deberian ser mas concientes.


7 - william - el 26/09/2008 a las 15:50 comentó:


Muy importante el comentario, pero en la parte referido a los contratos laborales por ejm. entre conyuges es muy poca la apreciaciòn, pues en la practica se da esta situacion y no se tiene mayor comentario, por ejm. que hacer cuando uno quiere resolver un contrato con el conyuge que se encuentra en planillas como cualquier trabajador bajo el D. Leg. 728


8 - Marisol - el 09/11/2008 a las 18:23 comentó:


esta bien el comentario pero deverian profundizar el tema y bueno tambien poner claro el tema de legislacion laboral juvenil.


9 - CINTHIA - el 09/11/2008 a las 19:22 comentó:


BUENO TODO ESTA CLARO PERO HAY UNA DUDA CUAL ES LA CLASIFICACION DE UN CONTRATO DE TRABAJO. PORQUE CREO Y DEBE TENER SU CLASIFICACION.


10 - Madai - el 11/11/2008 a las 16:03 comentó:


me parece bien la apreciacion y todo el comentario acerca del contrato de trabajo, y està bien pero sabes en particular tengo una pregunta:

¿cuál es la diferencia entre el contrato de trabajo y el contrato de locacion?


11 - Anónimo - el 09/12/2008 a las 14:59 comentó:


la diferencia entre el contrato laboral y el civil, Caso. Si bien se reliza una contrata, estableciendose claramente que es un contrato laboral estipulada en una de sus clausulas(Contrato a Plazo Fijo, 1 año vijencia de 15 de enero de 2008 al 15 de enero de 2009), al monento de proceder a las vacasiones de fin de año, determinada por la entidad, el sujeto sera pasible de poder gozar vacasiones, por instructiva de la entidad que dispone, que gozaran de sus aguinaldos, vacasiones, el personal, con iten permanente, los que tienen contrato civil, prestacion por servicios personales, consultorias, no, prestando sus servicios a la conclusion de los mismos, si el contrato es laboral se hace consecuente que salga de vacasiones con el goce de su aguinaldo, por lo esblecido en su contata que estipikla que es laboral o no, es procedente porque se considera que es civil


12 - Humberto - el 16/12/2008 a las 07:32 comentó:


El elemento esencial que caracteriza al contrato de trabajo es la ajeneidad,es decir los frutos,bienes y servicios, producidos por el trabajador, pertenecen al patrono, que es el ajeno, y de donde se origina la dependencia


13 - Jorge Linares - el 23/12/2008 a las 11:39 comentó:


Queda claro que la implementación de sanciones queda a discreción del empleador, guardando razonabilidad y proporcionalidad. Que ocurriria si pese a lo grave de la falta el empledor no lo sanciona y solo determina una exhortación? y esa dicisión adquiriria q calidad?, a comparación en derecho público que adquiere la calidad de cosa decidida.


14 - Sven Bautista - el 25/03/2009 a las 17:04 comentó:


Una consulta, es aplicable si el empleado es una persona juridica?


15 - Laura - el 06/05/2009 a las 17:10 comentó:


Qué pasa cuando no hay contrato y se giran boletas por honorarios profesionales y hay subordinación?


16 - ALEJANDRO - el 20/05/2009 a las 13:06 comentó:


DICE EL AUTOR: "...el contrato de trabajo es un contrato oneroso, ya que una de las partes de la relación laboral, el trabajador obtiene una ventaja económica (remuneración) de la otra parte, que es el empleador".

NO ES ASI.- En la medida que "oneroso" signifique: molesto, gravoso, que ocasiona gasto, costoso.

¿Entonces qué es lo que produce riqueza si no es el trabajo?

Un buen sueldo es garantia de buena producción. Un contrato de trabajo, si es justo, también.


17 - EDUARDO - el 20/05/2009 a las 14:12 comentó:


Mencionaste contrato de locación de servicios, estos general o exclusivamente son para personas que tributan con 4ta categoría y tienen un límite de tiempo, cuando el uso de parte del empleador de esta modalidad excede lo permitido, esta varía pudiendo hacer valer el trabajador el principio jurídico de la primacía de la realidad sobre lo formal y obtener de manera retrospectiva los derechos de un trabajador del régimen de 5ta desde el inicio del vínculo laboral, por favor puedes comentar esto, muchas gracias


18 - Elva - el 10/09/2011 a las 09:48 comentó:


Excelente artículo, claro y didáctico. Ahora podre hacer una sesión de aprendizaje.


19 - MIGUEL ANGEL - el 06/11/2011 a las 16:50 comentó:


Lo felicito por el lenguaje usado es una manera practica de conocer y saber ke es en si el contrato de trabajo. me gustaria que siga trabajando estos temas laborales que son muy importantes y que van cambiando dia a dia.


20 - celina alhuay huapaya - el 13/12/2011 a las 22:11 comentó:


creo que en un contrato de trabajo siempre hay beneficios tanto para el trabajador y empleador como sociales catalogados espontaneos olegales by


21 - Anónimo - el 20/01/2012 a las 16:53 comentó:


es claro la apreciacion con respecto al trabajo en ambas partes..pero mi pregunta es que pasa con ese personal q trabaja por locacion de servicios y/o orden de servicio para el estado ..que derechos debe reclamar ..porq todavia existe..


22 - Abraham - el 01/05/2012 a las 10:55 comentó:


Me pareció muy claro, pero se utilizo el termino subordinación, se debió hablar de cuando un trabajador de 4ta pasa a Planilla (5ta categoría).

Cuando se cumple con un horario, recibe ordenes de un jefe y tienes una remuneración, el contrato debe ser planilla. Ejm. Si eres de locación y cumpliste esos tres requisitos se desnaturalizo el contrato y debes estar en Planilla.


Hay (22) comentarios hasta el momento y 1 comentarios en espera de ser aprobados.

: Nombre
: Email (no será publicado)

Comentario: (HTML NO permitido)


UniversidadPeru.com no se hace responsable, ni está necesariamente de acuerdo con las opiniones expresadas en este artículo, o en los comentarios vertidos al mismo.


UniversidadPeru.com permite la reproducción total o parcial del contenido de sus artículos siempre que se cite a UniversidadPeru.com, así como a su autor como las fuentes. Para mayor información, consulte nuestras Condiciones de Uso.


Lo más visto

Publicidad

Directorios

Otras Secciones




(©) 2005 - 2014 - UniversidadPeru - Condiciones de Uso